Si tienes antecedentes psiquiátricos, no puedes enfadarte.


De un tiempo a esta parte observo una importante “sanitarización” de los problemas sociales, que creo que no lleva a un buen final. Y pongo un ejemplo. 

“Pedro quiere darse de baja en una compañía telefónica, por lo que, cansado del mareo al que le someten los operadores por teléfono, se va a una tienda de dicha empresa. Su estado de ánimo ya está un poco alterado, prevé que van a seguir intentando reírse de él y va con cierto enfado contenido. Allí explica sus problemas para causar baja, y como no le dan soluciones sino que le ponen más cortapisas, cada vez va alterándose más, levanta la voz, grita, amenaza con quemar la tienda… finalmente aparece el vigilante de seguridad y la policía. Él pone una reclamación, y la policía lo identifica, puede que le imputen por un delito de amenazas, puede que lo denuncien por una alteración del orden público en base la LO de protección de la seguridad ciudadana, pero ya está. O lo dejan irse a su casa o se lo llevan detenido”. 

Ahora otro ejemplo: 

Imagen

Foto: http://2.bp.blogspot.com/_XjxDuDEL07g/TKViZUVxhgI/AAAAAAAAAhs/pKsqDPdn16Y/s1600/alguien_volo_sobre_el_nido_del_cuco_galeria_portrait.jpg

“Juan tiene el mismo problema que Pedro, y va a otra tienda de la misma empresa para intentar darse de baja. Como recibe una respuesta similar, también se altera, se enfada, comienza con los aspavientos. Pero hay una salvedad. Juan había salido con su madre, para ayudarla a hacer la compra, y en un momento determinado, la señora dice ´por favor, no lo alteren que es esquizofrénico y no le conviene´. Aquí empieza el calvario, la dependienta, asustada, llama al 1-1-2 y dice que tiene a una persona esquizofrénica muy agresiva en la tienda. De repente la cosa se ha liado mucho. Va la policía, se envían recursos sanitarios, incluyendo un médico que va a querer llevarse a Juan al hospital”. 

Juan dirá que no se encuentra mal que sólo está enfadado con la compañía de móviles, los intervinientes temerán dejarlo alli y que pase algo luego, de modo que insistirán. Juan se irá enfadando más aún porque le molesta mucho que le traten como a un loco cuando él se toma su medicación y no cree estar desequilibrado, sólo está enfadado, como lo estuvo Pedro. Total, que cuanto más se enfada Juan, más aumentan las posibilidades de que el médico firme una orden de ingreso involuntario, que se le reduzca a la fuerza, se le sede, inmovilice y traslade a un hospital para valoración psiquiátrica. 

Hace tiempo me tocó un caso similar, un paciente (de una patología no psiquiátrica), que se había enfadado con una enfermera por una posible mala respuesta de ésta, pues como tenía antecedentes psiquiátricos hubo que trasladarlo (pese a lo tranquilo que estaba). Finalmente vino voluntariamente. 

¿Estamos excediéndonos en este tipo de intervenciones? ¿Hay un exceso de “medicina defensiva”? ¿Hay otro modo de actuar o no queda más remedio? 

Espero con muchas ganas vuestras aportaciones. 

 

Publicado originalmente aquí, en septiembre de 2011: http://www.emergencias112.net/si-tienes-antecedentes-psiquiatricos-no-puedes-enfadarte-vt5548.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s