D. Agustín Guimerá Peraza, un marino carismático.


Me contó en una ocasión el notario e insigne historiador canario, D. Marcos Guimerá Peraza, recientemente fallecido, la historia de un joven apasionado por los navíos de guerra, que viendo que entraba un submarino de la Armada en el Puerto de Santa Cruz de Tenerife, no dudó en tomar una barca de remos, y abarloarse al submarino a la voz de “¡Ah del barco!”. Subió a bordo y preguntó alegremente por el Capitán del mismo, según parece logró que le enseñaran el buque. Desconocía la veracidad de esta anécdota apócrifa, pero teniendo en cuenta que el protagonista era el hermano del narrador y que posteriormente me la confirmó su propia hija, resulta ser cierta.

Hablamos del que llegó a ser Capitán de Navío, D. Agustín Guimerá Peraza, y que si no hubiera fallecido de un infarto a bordo del buque insignia de la Armada Española, el portaeronaves “Dédalo”, en febrero de 1980, siendo su Comandante, probablemente habría llegado hasta el almirantazgo. Hablamos de mi abuelo, que falleció cuando yo contaba con algo menos de 4 años, por lo que realmente sólo guardo recuerdo de las sensaciones que me producía, y es un recuerdo de amor y cariño. Pero he crecido viendo el efecto que causó entre aquellos que le conocían, así que hoy me he decidido a intentar hacer un pequeño recorrido por su vida a modo de homenaje.

Imagen

En el Panteón de Marinos Ilustres de San Fernando acompañando al agregado naval chileno del Buque Escuela “Esmeralda”. 1977.

Nació el 15 de febrero de 1923 en Santa Cruz de Tenerife. Era un hombre culto, que impartió numerosas clases, conferencias y hablaba inglés, italiano, portugués  y francés. Y cuando falleció estaba estudiando ruso. Era una persona afable, familiar y cariñosa. En estos últimos tiempos he logrado dar con personas que sirvieron a sus órdenes y hasta la fecha todos hablan muy bien de él, contando anécdotas con mucho cariño. Conoció a su mujer en Galicia, estaba destinado en Marín pero acudió a Ferrol, y en una obra de teatro, donde hacían de marido y mujer se conocieron. A ella en principio no le gustaba el canario gracioso, pero padre de ella le cayó bien, y parece que el roce hizo el cariño. Tuvieron 4 hijos; Jesús, Patricia, Verónica y Alejandro. Todos se criaron en Cádiz y ninguno siguió sus pasos.

Agustín Guimerá ingresó como alumno del curso preparatorio para oficial de la Armada en 1941, siguiendo el orden de las Escuelas Militares, fue Aspirante, Guardia Marina 2ª, Guardia Marina 1ª, Alférez de Fragata Alumno y, por fin en 1946, Alférez de Navío. En 1951 ascendió a Teniente de Navío, en 1963 a Capitán de Corbeta, en 1971 a Capitán de Fragata y por último a Capitán de Navío.

Imagen

Como Capitán de Navío en diciembre de 1974. Foto tomada en Madrid.

Estuvo embarcado en múltiples buques de la Armada, pero como Comandante tuvo bajo su mando el “Tambre”, un barco que dejó en Ceuta donde toda la tripulación formó en tierra para despedirle al grito de “viva nuestro Comandante” mientras tiraban las gorras al aire. También el “Churruca” y el “Blas de Lezo”. Así mismo destaca en su carrera que fuera el 2º Comandante del “Juan Sebastián de Elcano” tres años seguidos,  (entre 1968 y 1971). También fue Jefe de Operaciones Aéreas Antisubmarinas del E.M. Zona Marítima del Estrecho, profesor del CIANAE, profesor permanente del CESEDEN y Jefe de Estudios de la Escuela de Suboficiales. Era especialista en Armas Submarinas, Coordinador Táctico-Navegante, Diplomado de Estado Mayor de Marina y Diplomado de Estados Mayores Conjuntos. Así mismo obtuvo el título de Piloto Aviador Privado.

Fue condecorado con la Cruz del Mérito Aeronáutico de 1ª Clase, la Orden de Mayo del Mérito Naval con Grado de Oficial (de Argentina), la Medalla de Sufrimientos por la Patria, así como varias al Mérito Naval.

Pese a todo, tenía un característico sentido del humor, me cuentan que al despedirse del Comandante del Navío italiano “Amerigo Vespucci” le dijo: “Y recuerde comandante, que babor está a la izquierda, y estribor a la derecha, mirando siempre a proa“. En otra ocasión se despidió de un Almirante besándole las hombreras. Siempre que llegaban fiestas señaladas y estaba en Cádiz con un barco a su mando, iba con toda su familia a felicitar las fiestas a la tripulación.

Su primer destino como Alférez de Fragata Alumno fue en el Crucero “Canarias”, pasando embarcado algo más de seis meses. Posteriormente, como Alférez de Navío pasó por los buques “Calvo Sotelo”, “Almirante Cervera” y “Plutón”. También pasó por el Cañonero “Dato” y la Comandancia Militar de Marina de Tenerife, de donde era oriundo. En este periodo ascendió a Teniente de Navío, continuando destinado en el “Dato”. Durante estos destinos, no sólo realizó múltiples maniobras, sino también misiones que le llevaron a aguas internacionales en varias ocasiones.

También hizo uso de lo que en aquel entonces se conocía Licencia Colonial, quedando en calidad de supernumerario, y viviendo temporalmente en los territorios españoles en África, afincándose en Villa Cisneros.  Al reincorporarse fue destinado al minador “Marte”, y posteriormente al cañonero “Vasco Núñez de Balboa”.

Cuando cesó como supernumerario definitivamente, fue destinado al Destructor “Churruca” como Oficial de Derrota y Transmisiones. Posteriormente es nombrado Comandante del D.M. “Tambre”, siendo este su primer mando, en 1960. Ya en 1963, al ascender a Capitán de Corbeta es destinado a la Plana Mayor, en la Flotilla H/C Escuadrón de Aviones A/S. Durante este periodo estuvo recibiendo formación especializada, incluyendo cursos en los Estados Unidos. Cabe destacar que estuvo a bordo del USS “Chilton” durante su formación como miembro del Estado Mayor en la Escuela de Guerra Naval. Posteriormente pasa a ser el 2º Comandante del Buque Escuela “Juan Sebastián de Elcano”, puesto que desempeña durante 3 años hasta que es nombrado Jefe de Operaciones Aéreas Antisubmarinas al ascender a Capitán de Fragata. En 1974 pasa a ser Comandante del Destructor “Churruca” durante unos meses, hasta que en noviembre capitanea el Destructor “Blas de Lezo”, buque en el que se trasladó bajo su mando la última bandera española arriada en los territorios saharianos, obteniendo por ello la Medalla del Sahara con cinta azul y negra con pasador. Tuve la dicha de conocer hace unos meses al Capitán de Navío D. Diego Carlier, que sirvió a sus órdenes en aquella ocasión, y me pudo contar algunas anécdotas sobre él.

Finalmente el 3 de diciembre de 1979, ya como Capitán de Navío, es destinado como Comandante del Portaeronaves “Dédalo”, con carácter voluntario. Al incorporarse a dicho destino, durante las maniobras de adaptación junto al Comandante saliente desde Mallorca hasta Cádiz, sufrió un infarto agudo de miocardio, falleciendo en acto de servicio.

Hasta aquí hemos hablado de su carrera profesional, pero es importante contar que se casó con una profesora de educación física, la guapísima y joven gallega Dña. Mercedes Manjón de Cisneros, teniendo dos hijos y dos hijas. Cansados de tanto cambio de destino, se establecieron en Cádiz, donde se crio toda la familia, en el barrio de Bahía Blanca, donde estaban los pisos de marina. Una de ellas, Patricia, que jamás ha olvidado a su padre, es la persona que ha inspirado la redacción de este artículo que intenta ser un homenaje a uno de los insignes miembros de la familia Guimerá que posiblemente ha quedado eclipsado, fuera de los círculos militares, por la fama de su hermano Marcos.

Imagen

En Nueva Orleans a bordo del Juan Sebastián De Elcano.  1971.

Anuncios

23 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Lourdes Guimerá dice:

    Cuanto me ha emocionado Juan, imagino la cara de tío Agustín embobado con tus palabra sy seguro que te haría algún comentario chistoso! era la persona mas simpática y aguda que he conocido…. Y por otro lado, la cara de mi padre viendo lo que escribes de tu abuelo!!! nos están contemplando con esa sonrisa pícara que ambos compartían!!! y también Mamá que los quiere a todos mucho!!
    Un abrazo muy fuerte para todos y especial para tí!!! Malule

    Me gusta

    1. Muchas gracias, Malule. Me ha hecho mucha ilusión leer tu comentario. Y eso que no he hablado de lo goloso que era, ni de cómo sentaba a su mujer e hijos en el salón para practicar las conferencias que tenía que dar, y otras muchas cosas que quedan en el tintero. Cierto es que ambos se parecían mucho, igual de guapos. Tú sabes lo mucho que quiero a tu padre, y lo feliz que fui en mi infancia con ustedes… Aún escucho su “Don Guan” cada vez que me veía llegar. Un beso.

      Me gusta

  2. Juan José Pérez Blanco dice:

    El buque-escuela chileno (casi gemelo del Juan Sebastián de Elcano) se llama “Esmeralda” y no “Esperanza”.

    Me gusta

    1. Muchas gracias, Juan José. Lo cierto es que hace tiempo que mi madre me había hecho la corrección cuando escaneé la foto y se la envié y no sé cómo se me deslizó el pie de foto antiguo por aquí también, ya lo he cambiado.
      Saludos cordiales.

      Me gusta

  3. Patricia dice:

    A mi prima: que los quiero a tod@s!!!!!!!!

    Me gusta

  4. Jesús Agustín Guimerá Manjón dice:

    Querido sobrino: no dudo que era un “Marino carismático”, aunque yo lo definiría como una persona carismática, de una personalidad apabullante. Te has dejado en el tintero, para mi, lo más importante. Tenía sus creencias profundamente arraigadas y sin embargo era de una tolerancia, con otras verdaderamente ejemplar, siempre que no se sobrepasaran ciertos límites. Era, como diría Machado, un hombre bueno, sin vanidad alguna y con sólo dos obsesiones vitales. Su Familia y su Marina. Es una pena que se fuera tan joven, nos quedaba mucho que aprender de él aún.
    Es impropio que yo lo diga, pero es un ejemplo a seguir. No lo dudes.
    Besos

    Me gusta

    1. Muchísimas gracias por tus palabras, Tío Jesús. Esa es la sensación que me transmite todo aquel que lo conoció, que todos perdimos a un hombre bueno. He intentado contar un poco, sin duda todos los que lo conocieron bien podrían hacer una mejor semblanza, y espero que alguien lo haga, yo he aportado lo que buenamente he podido. Un beso y espero verte pronto.

      Me gusta

    2. Jesús Agustín Guimerá Manjón dice:

      Querido Sobrino: lo que deben ser los genes, que hace que te gusten “las cosas de la mar”. Hay un libro, en realidad son 5 tomos, maravilloso, escrito por Pirulo Moreno, gran amigo de tu abuelo, y su hermano, ambos Almirantes. Se llama, “La guerra silenciosa y silenciada”, y es un magnífico tratado histórico sobre la actuación de las dos Marinas, la Roja y la Nacional, durante la Guerra Civil Española.
      Descubrirás, con nombres y apellidos, a un montón de antepasados tuyos y lo que hicieron. Quizás, incluso, encuentres muchas respuestas a muchas cosas.
      No tengo ni idea de donde lo puedes conseguir, a lo mejor, sin duda, lo tienen en el Museo Naval.
      Un beso

      Me gusta

  5. JOSE MANUEL CORTIZO GONZÁLEZ dice:

    Hola, Juan… he conocido a D. Agustín Guimerá Peraza cuando como Capitán de Fragata fue Comandante del DD. A/S “CHURRUCA”, D-61, entre Julio-1974 y N0viembre-1974. Yo como Radiotelegrafista, formaba parte de la dotación de dicho buque. Por cierto, para su conocimiento el entonces Capitán de Fragata Guimerá Peraza fuE el segundo Comandante que tuvo el “CHURRUCA” en órden cronológico tras la cesión del buque por EE.UU. a ESPAÑA. Buena persona y muy humano…Saludos cordiales…Jose Manuel Cortizo Gonzalez.

    Me gusta

    1. Muchísimas gracias por compartir esa información con nosotros, José Manuel. Y el dato histórico es muy interesante. Me gustaría poder obtener más información acerca de su misión en el desalojo de La Güera y la época de la Marcha Verde, supongo que con el tiempo será posible. Me alegra que le quedara esa impresión sobre él, un abrazo.
      Juan Luis.

      Me gusta

  6. Carlos dice:

    Hola Juan… me vas a hacer llorar de emocion. Comentarte que por las fechas que comentas, seguramente Tu Abuelo conocio y se formo a bordo del predecesor del “Juan Sebastian El Cano”.

    La Historia de este barco lo conoci por que el padre de una antigua novia, sirvio en dicho barco.

    Te adjunto algunos enlaces de interes por si quieres saber algo mas de la historia de Tu Abuelo.

    http://www.laprovincia.es/las-palmas/2012/06/25/galatea-busca-tripulacion/465755.html

    http://buqueescuelademaniobragalatea.blogspot.com.es/p/memoria-escrita-del-buque-escuela_21.html

    http://www.diariodecadiz.es/article/provincia/1251402/rescate/buque/escuela/galatea.html

    http://www.farodevigo.es/sociedad-cultura/2012/08/25/galatea-busca-tripulantes/677009.html

    Un fuerte abrazo.

    CM

    emergencias-vs-urgencias.blogspot.com/

    Me gusta

  7. Muchas gracias por los enlaces e información, supongo que lo conocería, sobre todo porque recaló en Santa Cruz de Tenerife durante su juventud, pero no creo que embarcara nunca, porque no he oído tal cosa en mi familia. Seguiré buscando información, un abrazo.

    Me gusta

  8. agustin guimera ravina dice:

    Gracias sobrino por este resumen biografico de mi tio y padrino Agustín. Guardo un recuerdo estupendo de sus visitas a Tenerife. Era un orgullo para un adolescente subir al buque escuela juan Sebastián elcano y ser recibido pir tio agustin. Guardo varias cosas del buque con el lema “tu primus circundedisti me”. Su gran sentido del humor fue proverbial. Em una visita del presidente argentino Freire se quedó en el barco mas tiempo del protocolo porque estaba encantado com los cuentos de tio Agustín. Un abrazo Agustín

    Me gusta

  9. MªCristina dice:

    Preciosa Historia llena de entrañables recuerdos,momentos muy gratos,yo tambien ando buscando mas datos sobre el Hundimiento del Dragaminas Guadalete mi abuelo fue uno de los que navego y llego ha sobrevivir a esa tragedia si supiera de mas informacion sobre lo suyo se lo are saber porque me encuentro en el mismo lugar que usted a la espera de saber mas sobre la vida de un Gran Marinero que coincidencias de la vida tambien fallecio tras un ataque miocardio al corazon,le acompaño en el sentimiento,atentamente os mando un cordial saludo,Cristina de la Res.Sub-Oficial Macta Tarifa.

    Me gusta

  10. Acabo de leer la historia del hundimiento del Dragaminas Guadalete, trágico cúmulo de despropósitos que como siempre pagaron los miembros de la Armada con sus vidas. Lo que es indiscutible es la capacidad de sacrificio de su tripulación, luchando hasta el final, todos a una, para salvar el navío y a sus compañeros. Lamento mucho la pérdida de su abuelo. Yo pude obtener el historial del mío de la Armada haciendo una petición oficial, sin duda usted también podrá obtener el del suyo.
    Muchas gracias por sus palabras y mucha suerte en su búsqueda.

    Me gusta

  11. Rafael dice:

    Guardo un gran recuerdo de este gran señor, fue segundo mío en mi viaje de guardiamarina en el Juan Sebastián de Elcano, era una persona muy cercano a todo el mundo , a mi me tenía un gran aprecio, todo el mundo lo quería bien, recuerdo las visitas a New Olrleans, Bradenton , New York, Lisboa etc , las fiestas del Elcano, y las veces que nos invitaban a los guardia marinas a la cámara del comandante a comer con el y el segundo del barco, fue un viaje muy divertido y muy agradable, estuvimos 15 días en Tenerife y creímos que nunca saldríamos de allí , estuvo a punto de suprimirse el viaje por una avería…… Un saludo a toda la familia de este gran marino. Entonces yo tenía 21 años . Al ver su foto en internet me vinieron grandes recuerdos de aquellos momentos.

    Me gusta

    1. Muchas gracias por sus palabras, Rafael, me alegra mucho que fuera una grata experiencia compartir esa navegación con él. Es muy gratificante leer comentarios así, especialmente sin duda para mi madre.
      Un abrazo.

      Me gusta

    2. Patricia dice:

      Gracias Rafael. Es un orgullo, que después de tantos años, haya personas que recuerden a mi padre con cariño. Es cierto que era una gran persona, pero……..que no diría una hija!!!!!!!. Un abrazo

      Me gusta

  12. jose manuel martinez hermo dice:

    yo serví, en el BLAS DE LEZO entre octubre del 1974 y julio del 1976 estuvimos en la MARCHA VERDE Y RECUERDO LO DE LA RECOJIDA DE LA BANDERA

    Me gusta

  13. Luis dice:

    Hice el curso de piloto naval en 1983, por lo que pisé la cubierta del Dédalo tiempo después del fallecimiento de este hombre, del que, aunque no conocí personalmente, años después de su fallecimiento seguían circulando a bordo referencias de su bonhomía y grandes dotes profesionales. Desde luego, de acuerdo a las cosas que se escuchaban de él, su familia puede sentirse plenamente satisfecha. Descanse en paz en las aguas azules de la eternidad que acogen a los buenos marinos como él.

    Me gusta

    1. Muchísimas gracias por tan hermoso comentario, desde luego alegra leer cosas así. Un fuerte abrazo.

      Me gusta

  14. Nieves Guimerá ravina dice:

    Felicidades Juan por este fantástico y cariñoso recuerdo a Tio Agustín !un beso muy fuerte ?Boti

    Me gusta

    1. Muchas gracias Boti, me alegra que te haya gustado. Un beso.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s