Y tú ¿De dónde eres?


Es una pregunta que me hacen con bastante frecuencia. Es una de las consecuencias de tener acento peninsular viviendo en Canarias. Normalmente ofrezco dos posibilidades, versión corta y larga. Lo habitual es que se decanten por la corta: “Del Puerto de la Cruz, Tenerife”. Hay quien se queda satisfecho con eso, desde que vivo en Gran Canaria he descubierto que mucha gente considera normal que los tinerfeños tengan acento peninsular, pese a que son tan canarios como los demás y tiene acento canario también. Otros me dicen “no puede ser” y toca la larga.

La versión larga es que nací en Barcelona. Cosas de tener un padre Policía Nacional que se ha esforzado e ido ascendiendo, lo que suele conllevar cambios de destino. De modo que viví en Barcelona unos años, luego en Santa Cruz de Tenerife, en Maspalomas (Gran Canaria), en Puerto de la Cruz (Tenerife), en La Gomera (esto ya por mi cuenta, que allí está la Guardia Civil), de nuevo en Puerto de la Cruz, y a partir de ahí, en varios lugares de Gran Canaria, como Arucas y Las Palmas de Gran Canaria. Además he viajado con frecuencia a Cádiz, de donde proviene la rama paterna de mi familia, la materna es de Tenerife, y alguna vez de vuelta a Cataluña. Ya dije que era la versión larga.

En mi infancia tuve que soportar mucho un insulto muy canario, el de “godo invasor”, que tiene vertientes más desagradables aún si cabe y que se dedica a los peninsulares. Normalmente tratan de explicarte que sólo es al peninsular que es prepotente, pero para mi es una muestra de inseguridad, y no debe ser así. Es sólo una muestra más de ¿xenofobia? Y ahora me pueden llover críticas, pero ya me dirán qué prepotencia puede tener un niño desde los 4 años, que es la edad a la  que empecé a soportar insultos por mi acento, y no me lo ha contado nadie, lo he vivido en mis carnes. Eso sí, sólo en Santa Cruz de Tenerife, en el resto del archipiélago era bastante más extraño oír algo así.

Imagen

Con 4 añitos, aproximadamente, supongo que ya apuntaba maneras imperialistas y por eso bebía Coca-Cola.

A todo esto, yo soy español ¿De dónde voy a ser si no? Por supuesto que canario, porque me he criado aquí, pero con mi mezcla, la de amigos de todos sitios que tengo ¿Cómo no voy a ser español? De hecho tengo tal mezcla de lenguaje que yo no hablo castellano, hablo español, porque uso palabras muy típicas de Canarias, mezcladas con otras de Andalucía y Cataluña, sin contar las que no tengo ubicadas geográficamente. Como comentaba, en la versión corta siempre digo que soy del Puerto de la Cruz, Tenerife, porque me enamoré de ese maravilloso municipio en cuanto lo pisé en 1996 (había ido en varias ocasiones siendo niño, pero no lo conocía realmente). Pasé allí unos años maravillosos, y si pudiera me gustaría volver a vivir allí, pero ahora resido en otra isla y no me importará mudarme a donde ser preciso para poder subsistir. Además soy europeísta. Creo firmemente en que la unión hace la fuerza.

¿A qué viene todo esto? A que no entiendo los nacionalismos excluyentes. Poder ser español y pasear libremente por todo el país, poder ser europeo y pasear libremente por todo el continente, es una ventaja fabulosa. El único límite puede ser el idioma, pero hablando inglés ese límite casi desaparece. Hoy en día si también hablas alemán, ya no hay límites (salvo quizás en Francia, que son muy suyos).

Los problemas con determinadas Comunidades Autónomas los plantean los políticos, que a menudo sólo velan por los intereses de sus partidos, y tratan de un modo u otro a las Comunidades en base a quiénes las gobiernan (afines a ellos o no). Pero también los gobernantes de algunas de ellas usan el victimismo para conseguir réditos políticos. Y parece que funciona. En vez de ver que son muchas más cosas las que nos unen a todos los españoles, resulta que algunos deciden fijarse en lo poco que PODRÍA separarnos.

Ahora que el Presidente de Cataluña, el Sr. Artur Mas ha decidido lanzarse a los brazos del secesionismo, en mi opinión como un órdago para lograr más prebendas para su Comunidad y, sobre todo, como cortina de humo para tapar una pésima gestión en la que han dilapidado muchísimo dinero del contribuyente, leo llamadas al boicot a los productos que provengan de Cataluña ¿Es que nos hemos vuelto locos? Los productos catalanes son productos españoles, ni más ni menos. En todo caso, habría que hacer llamamientos a que se consumieran más productos fabricados o envasados allí, porque así crece toda la economía, y porque si hay motivos económicos, los empresarios que así se vean afectados tendrán claro que no les interesa la secesión. Si el problema es económico, seamos solidarios con los españoles de Cataluña, compremos sus productos. Si no compran cava, que sea porque no les gustan las bebidas de ese tipo, pero dejar de comprar cava porque se fabrica o envasa en Cataluña me parece, cuanto menos, extraño. Puedo entender que si algún día se escindiera de lo que hoy es España, se optara  por comprar productos que sí sean españoles a partir de ese momento, pero no antes.

He dicho “lo que hoy es España”, porque si alguna de las Comunidades Autónomas dejara de serlo y se convirtiera en un país aparte, España ya no sería España. Sería algo que una vez fue parte de España, y por eso es importante que la gente entienda que no se puede hacer un referéndum sobre algo que nos afecta a TODOS los españoles y que vote sólo una parte de ellos, porque no se habla sólo del futuro de Cataluña, sino del futuro de toda España.

De todos modos, no me parece mal que se haga una consulta popular, pero con un mensaje claro, que tenga que ser votada por un mínimo de gente, que haya un quorum. Para saber si realmente tanta gente como presumen los secesionistas catalanes está de acuerdo con la premisa de convertir Cataluña en un país independiente, con dejar de ser parte de España y de la Unión Europea. Y por supuesto, que voten todos los que se verían afectados, es decir, todos los españoles.

Y a partir de ahí ¿Qué? Como yo hay mucha gente. Curiosamente, sin haber vivido  demasiado en Cataluña resulta que soy un catalán de pura cepa, nacido allí y con apellidos la mar de catalanes. Ilustres incluso.  En cambio hay personas que viven allí, que hablan catalán, que incluso son nacionalistas o secesionistas, y he oído como los llaman “charnegos” igual que a mi me han llamado “godo”. Curioso, marcando la diferencia en vez de buscar el punto de unión. ¿Soy catalán? ¿Soy canario? ¿Soy andaluz? Pues la verdad es que no lo sé, por eso, fundamentalmente soy español. Porque puedo ser de donde me dé la real gana.

Anuncios

14 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Dani dice:

    Muy acertado Juan Luís.
    Como hemos comentado por privado, me gusta tu manera de ver el tema caliente del momento.
    Un saludo de un Catalán! Catalán Charnego! jajaja

    Me gusta

    1. Muchas gracias Dani, a ver en qué depara esta situación, porque activar los sentimientos de la gente para llevarlos al lado demagógico nacionalista, y luego será difícil frenar lo que pueda salir de aquí.
      Una abraçada/un abrazo.

      Me gusta

  2. danigr dice:

    Muy buena reflexión sobre la costumbre de separarnos, de diferenciarnos los unos de los otros cuando estamos en el mismo barco. Ya lo de los Boicots me da hasta risa.

    A mi tampoco me pillan por el acento y cuando me pregunatn siempre digo: soy asturiano de La Isleta (o de Canarias) si estoy fuera de las islas.

    Me gusta

  3. Estos asturianos isleteros… Ya sabes que se dice que Asturias es España y lo demás tierra conquistada, pero hasta la fecha no he oído a ningún asturiano quejarse de ser español, todo lo contrario, se enorgullecen. Al final habrá que emigrar a Asturias y ver de qué comemos todos 😉

    Me gusta

  4. Patricia dice:

    Independencia para Cataluña- SI -. Pero……NO con mi dinero.

    Me gusta

    1. El asunto es que no se trata sólo de la independencia de Cataluña, se trata del desmembramiento de España. Lo que quedara tras la secesión ya NO sería España. Sería un país nuevo. De hecho se trataría de dos países nuevos. Cataluña y como se llame la unión de las otras Comunidades que queden.

      Me gusta

  5. Patricia dice:

    Creo que pretenden gestionar su salida de la crisis con la ayuda del estado español, y sin aportar su contribución solidaria y necesaria para el resto de España.
    les importa poco la economía española en general.

    Me gusta

  6. Javier Castro dice:

    Es una buena reflexión Juan. Mi padre una vez me explicó lo siguiente: Vamos a imaginar que tiramos un plato al suelo y éste se rompe en 17 trozos. Luego con pegamento podemos reconstruir el plato, pero ….. ¿quedaría igual?
    Es un ejemplo muy simple para explicar que quizás el problema radica en las mismas CC.AA politizadas a un exponente altísimo.
    Recuerdo aquello de los pueblos Íberos y Celtíberos, de la llegada de Roma a Hispania, de los Suevos, Alanos, etc, de los Visigodos, Ostrogodos, etc, del Reino de Castilla, de León, de Aragón, de Navarra (un par de años duró el Reino de Galicia), pero no recuerdo ni he visto nada que mencione “Reino de Cataluña”.
    Son aspectos a tener en cuenta ya que en muchas ocasiones se alude a la existencia de ese extraño Reino para proclamar la independencia “perdida” al “unirse” a España.
    Existen diversos motivos por los que una región quiera “escindirse” como por ejemplo razones históricas, económicas, religiosas e incluso “modernistas”. Cualquiera podemos acudir a una biblioteca o a San Google para buscar referencias a esto. Quizás la que más recuerdo es la indepencia de los EE.UU. que conllevaba razones puramente económicas (con todo lo que conlleva). O también tenemos reciente el desmembramiento de la URSS, donde hubo regiones que aprovecharon para “autodeterminarse”. Esta es la palabra clave “autodeterminación”.
    También veo otros factores como el fútbol por ejemplo, que aprovechan para caldear el ambiente (un partido que enfrente al FC Barcelona con el Real Madrid convierte el estadio en una olla a presión) y los políticos canalizan esto hacia sus intereses.
    Un resultado colateral muy dañino aparece con esto, que es precisamente esa “xenofobia” para con los demás españoles. Creo recordar además, que esa palabra trata no sólo del odio a otras “razas” sino de la creencia que las demás son inferiores, y esto se convierte en una bomba de relojería para retornar a tiempos ancestros y pasar del lenguaje de la palabra al idioma del palo.

    He nacido en Suiza pero me he criado en La Coruña. Me siento gallego puesto que (entre otras cosas) convido con costumbres de Galicia. Pero soy español. Nacionalizado español de origen, de padres españoles y no he visto en ningún documento oficial ninguna alusión a ser gallego, nacionalizado gallego de origen, de padres gallegos.

    Y finalizo con una pequeña reflexión: Creo que en todas las ciudades pasará algo parecido y me refiero a los barrios. ¿Estaría bien que a estas alturas, un barrio de una ciudad pida la independencia?
    España tiene 17 barrios. No digo más.
    Un saludo.

    Me gusta

    1. En síntesis opinamos lo mismo. NO hace mucho en la isla de El Hierro, Canarias, con unos 7000 habitantes, se constituyó el tercer municipio. El más reciente municipio de España. Increíble ¿para qué? ¿No era más lógico eliminar los dos existentes y que se gestionara la isla con el Cabildo Insular? Pues no, ahora tenemos cuatro administraciones allí, tres Ayuntamientos y un Cabildo, más el Gobierno de Canarias, y el Nacional, por supuesto. Hay un barrio del municipio tinerfeño de La Laguna que clama por su independencia para ser municipio propio, Tejina. ¿Para qué?
      Cualquier municipio que mancomuna servicios declara tácitamente que no es capaz de darle servicios a sus ciudadanos y debería fusionarse con aquellos municipios que colabora, tenemos un exceso de “pequeños reinos” que sólo dificultan la convivencia y los trámites. Pues aquí lo mismo. Tendemos a integrarnos en la UE pero queremos separarnos en nuestro barrio. No lo entiendo.

      Me gusta

  7. Hugo dice:

    Muy interesante tu comentario, Juan Luis. Me he sentido bastante identificado con la preguntita de marras. Llevo ya varios años viviendo fuera de Canarias (aunque desde luego vuelvo a Las Palmas, de donde soy, cada vez que puedo), y supongo, aunque para mí es imperceptible, que mi forma de hablar se ha ido transformando un poco en todo este tiempo. El caso es que he acabado en una especie de tierra de nadie, porque en la península todo el mundo reconoce inmediatamente mi acento como algo ajeno: los más viajados lo identifican en seguida como canario, otros se acercan un poco y me dicen que si andaluz, y los más desorientados que si soy argentino, que me deja flipando y me preocupa un poco, jajaja. Pero en Canarias tampoco soy exactamente uno más, ya que nunca he sido el tipo de persona que usa a menudo palabras y expresiones canarias, y ahora quizá menos… Y alguna vez, no muchas gracias a dios, me han preguntado que si de verdad era canario, para mi desesperación =S

    En fin, al margen de la curiosidad por la procedencia de cada uno (a mí personalmente me encanta tratar de identificar acentos), la verdad es que no entiendo la obsesión de la gente por establecer fronteras mentales entre las personas por sus procedencias, y me cabrea muchísimo que se inventen palabras para menospreciar al considerado “de fuera”, desde “godo” hasta “charnego”, “gallego” (respecto a los sudamericanos), “sudaca”, “maketo” y todo el resto de estas estupideces.

    A veces tengo la impresión, aunque ellos nunca lo admitirían, de que el pensamiento de fondo es que “lo de uno” es mejor que lo de “fuera”, que tu cultura es más guay y tu idioma o tu acento es más auténtico y puro que los demás, lo cual me parece de una estupidez y una estrechez de miras enormes. No tengo sinceramente los suficientes conocimientos históricos y sociopolíticos como para juzgar lo que está pasando con Cataluña, pero si se terminan separando, espero como tú dices que el referéndum sea de participación total y no sólo de los que armen más ruido, y espero que lo hagan por las razones correctas y no por tejemanejes políticos.

    (Y, así más en voz baja, te voy a confesar que de todas formas nunca he entendido el sentimiento nacionalista, y no sé en qué cambia a uno decir que es de aquí o de allí; yo personalmente creo que en la lista de las cosas que me definen como persona las palabras “español” o “canario” quedan muuuuuy abajo, si es que salen).

    Me gusta

    1. Hola Hugo, encantado de saludarte.
      Pues de nuevo totalmente de acuerdo con lo expresado, no sé si es que los que no piensan igual no quieren participar 😉
      Es que yo también soy de los que cree en lo que dijo Pío Baroja sobre que el nacionalismo se cura viajando (la frase completa es “El carlismo se cura leyendo y el nacionalismo, viajando”).

      Me gusta

  8. Juan Martin dice:

    No hay palabras para decir lo que has escrito y como te has espresado Juan Luis, yo aca en Cataluña, un Vasco y un Español ante todo, y te aseguro que me estoy hasta planteando cojer el petate, a mi familia y largarse uno de aca. Muchas veces veo la ignorancia en los vecinos/amigos que opinan que es lo mejor, otros como yo pensamos lo contrario y en silencio. Me recuerda la epoca que no podrias hablar de politica por los bares de Bilbao y eso me preocupa. Pero lo mas curioso es que defienden lo del 3% o de lo que se llevan a Andorra ciertos politicos o “Padres de algunos Catalanes”, ignorancia y mas ignorancia. Un abrazo y mil gracias por ser tan claro.

    Le gusta a 1 persona

    1. Pues siento mucho que lo tengas que pasar tan mal. Hay cosas que no entiendo, hay un 99% que nos une a todos los españoles, y un 1% diferente (lengua, costumbres concretas). Con lo bueno que es sentirse ciudadano del mundo.
      No hace mucho llevaron la Fragata Blas de Lezo a Pasajes, el pueblo de origen del Almirante como homenaje. Un valiente y heroico vasco y español, pues el Gobierno Vasco protestó. El colmo del absurdo se supera cada día.

      Me gusta

      1. Juan Martin dice:

        Todavia no saben que hasta Sabino Arana, a pesar de que alguno pegue un bote, se sentia tanto Vasco como Español, y lo expreso y la historia es asi, a pesar de que lo quieran cambiar. Hay cosas que no entendere, eso si… mi madre que en paz descanse me dijo una frase que la tengo grabada. “Todos los extremismos de las formas que sean no traen buenas esperanzas”. Y como dices tu lo absurdo se supera cada dia, mas claro agua.

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s