Una nueva vida.


Como algunos sabrán, me he trasladado desde Gran Canaria hasta Bruselas (Bélgica), para iniciar una nueva etapa personal y profesional.

Del trabajo no puedo hablar mucho por motivos de confidencialidad, pero de todo lo demás sí, así que además de la temática habitual (toda la que se me ocurra aunque con especial interés en las emergencias, claro), escribiré algunas cosillas sobre este cambio de vida y las cosas que me llamen la atención de Bruselas.

De hecho he creado otro blog para eso, pero lo use o no, seguiré escribiendo aquí.

Por lo pronto varias experiencias ya son llamativas para mi, que en cuestión de viajes he sido demasiado “pueblerino” toda mi vida y es algo que estoy subsanando ahora. He tenido que cruzar España y Francia en coche para llegar a mi destino, unos miles de kilómetros que contrastan con los trayectos de no más de 100 que me parecían larguísimos, jeje.

Aquí hay muchas cosas diferentes, de momento veo un respeto tremendo hacia peatones y ciclistas por parte de los conductores. La mayoría de la gente es muy amable y trata de ayudarte y se hace comprender si no hablan inglés (yo estoy aprendiendo francés todavía). El tema del aparcamiento es muy curioso, porque si bien hay zonas similares a las “azules” españolas, donde pagas y te dan un ticket con un tiempo determinado antes de que te “multen”, además tienen un sistema estupendo que yo no conocía. Tienes que comprar en un estanco un reloj de plástico azul con una “P” grande. El reloj es un círculo de papel del que sólo se ve uno de los números a través de un recuadro en el plástico azul, de modo que seleccionas la hora a la que dejas el coche y te vas, tienes dos horas. A las dos horas puedes irte o cambiar la hora para poder estar otras dos horas, y así sucesivamente. Y siempre con el mismo reloj, así que por dos euros de gasto (baratísimo, sobre todo teniendo en cuenta que en la “zona azul” te cuesta 7 € aparcar dos horas), puedes aparcar en estas zonas siempre que quieras.

El tema del alquiler de pisos merece un tema entero, así como los pasos para instalarse a vivir aquí, pero como creo que ya hay suficientes blogs y webs que hablan de esas cosas (los que he seguido yo para instalarme con garantías, además de la info suministrada por mi nueva “empresa”), me ceñiré a lo que me vaya pasando y me parezca digno de contar.

De resto aún tengo poco que decir. He pillado un clima benigno, aunque sé que no siempre es así en una ciudad donde se puede acumular algún metro de nieve en invierno.

Feliz fin de semana a todo el mundo.

Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Buena suerte en tu nueva etapa y si haces algún viaje más por carretera y pasas por Euskadi, tenemos una comida pendiente… 😉

    Me gusta

    1. Por supuesto, y si te pasas por Bruselas, lo mismo digo 😉

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s