¿Lo abandonaron los servicios de emergencias?


Ha habido un accidente de tráfico en el que hubo tres víctimas pero sólo se atendió a dos. Este es el resumen de lo que ha sido publicado en los medios de comunicación tras un accidente que sucedió de madrugada en Las Palmas de Gran Canaria. Un coche se estrelló a tal velocidad que su motor salió despedido. En el lugar actuó la Policía Local, los Bomberos y el Servicio de Urgencias Canario. Las dos víctimas que había en el lugar no refirieron que hubiera una tercera. Se evacuó a estas dos y se volvió a abrir la vía al tráfico. 14 horas después la familia encontró a la tercera víctima entre unos arbustos a más de 50 metros del lugar del suceso. La zona es transitada por muchísimas personas, pero en esas 14 horas NADIE lo vio. La familia tardó un rato en dar con él pese a estar buscándole expresamente. Cuando lo vieron, llamaron a emergencias y se le traslado en estado crítico. Por desgracia falleció en el hospital. Este es el relato de lo que circula sobre este caso, no puedo poner enlaces porque con la nueva legislación aprobada en España tendría que pagar por ello pese a estar dándole lectores a ese periódico. La cuestión secundaria a la trágica muerte de esta persona, es que se pretende culpar a los servicios de emergencias. Ahora vayamos por partes sobre el tema que nos ocupa:

Entiendo perfectamente que la familia no comprenda qué ha pasado y busque culpar a alguien para dar con una explicación. Ahora bien, sin más datos que lo que he leído en prensa, creo que nadie con dos dedos de frente y que no esté cegado por el lógico dolor, puede culpar a los servicios de emergencias.

mid_Nueva_rotulaci_n_SUC[2]
Hay un accidente tremendo. El golpe es de tal magnitud que el motor sale despedido y las dos víctimas que son atendidas en el lugar tienen pronóstico grave. En el lugar se junta personal del SUC, policía local y bomberos (no sé si también policía nacional), lo que supone al menos 12 profesionales de seguridad y emergencias. Puede que hubiera más.

No se les indica que haya otra persona.  Como comprenderán, si se sospecha que hay otra víctima, se hace lo imposible por localizarla. Se mira debajo de las piedras y encima de los árboles. Pero por defecto no se hace una batida. Se mira en los alrededores porque siempre tienes que hacerte una composición de lugar, pero conozco el sitio del accidente y no conozco a nadie al que se le hubiera ocurrido ir a mirar al sitio en el que terminó el paciente, sin sospechar por algún motivo que podría haber otra víctima. O aparecen pertenencias de otra persona, los demás ocupantes te informan o hay un testigo. Si no, a nadie se le ocurre ponerse a mirar alrededor (50 metros son muchos metros), “por si acaso”.
No creo que nadie en su sano juicio pueda pensar que al menos 12 profesionales de las emergencias decidieron dejar a su suerte a un herido grave si llegan a tener la menor sospecha de que se encontraba en el lugar.

En los casos en los que, por ejemplo, hay una silla de niño en el coche, se busca aunque los demás te digan que estaba en casa de un familiar, por si el estado de shock de las víctimas les hace no darse cuenta de lo que ha pasado, pero tiene que haber algún indicio para iniciar una búsqueda.

Lo que ha sucedido es una tragedia, no se me ocurren muchas cosas peores que estar 14 horas agonizando tirado en una capital de provincia europea sin que nadie te asista. Pero si durante todo el día con toda la gente que pasa por ese lugar, nadie vio al pobre chico y la familia tardó un rato en dar con él de día y buscándolo, se puede entender que era prácticamente imposible hacerlo a las tantas de la madrugada sin estar intentándolo expresamente.

No conozco muchos casos así, aunque algunos he leído en prensa a lo largo de los años, quizás toca implementar protocolos por los que se tenga que buscar en cada accidente “por si acaso”. Primero habría que mirar el porcentaje de incidentes de este tipo para ver si realmente es necesario. Pero nunca debemos estar cerrados a la necesidad de cambios y mejoras. La vida de una persona no tiene precio. Desde luego la pérdida del motor indica una velocidad importante, pero sigo preguntándome por qué los otros dos ocupantes no dijeron que había un tercero.

De todos modos se pueden plantear otras teorías ya que resulta extraño que las dos personas atendidas en el accidente no dijeran que había una tercera, pero como no tengo más información que la publicada en la prensa, será la policía y el forense los que aclaren los hechos porque tendrán todos los datos de la investigación.

Mucho ánimo a la familia, DEP Francisco Peña Alemán, y todo mi apoyo a los profesionales que acudieron aquella noche.

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

  1. El lugar donde fue encontrado el chico por sus familiares es una zona ajardinada que existe entre las vías “Avenida Marítima” y “Alcalde José Ramírez Betencourt” y no tienen tráfico habitual de personas por allí cerca, solo vehículos que van más atentos a la via que a las zonas anexas. Ese es, según mi opinión, el motivo de que se tardara tanto en ser locaizado y atendido por los servicios del 112. Realmente es triste, pero doy por echo que se desconocía la presencia de un tercer ocupante, si no se habria movido cielo y tierra para encontrarle.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s