Je suis Charlie


10360836_797834830284113_6923078820408407865_n

B6xBZYICAAEMcXX

Ahora que han pasado varios días y la cosa parece estar más calmada, puede ser el momento adecuado para reflexionar en frío. Escucho voces que hablan de los límites del humor, de cuándo es lícito reírse de algo, de si las religiones deben quedar fuera del ámbito del humor, etc. El Papa ha tenido unas declaraciones que han escandalizado a muchos. Supongo que a muchos que se olvidan que es el líder de una religión, por supuesto que no querrá que se rían de ella.

La cuestión es que si queremos poner límites, es el principio del fin. A todos nos ofende algo. De modo que se empieza por estos límites y ¿dónde paramos? Pues eso.

Yo crecí leyendo todo lo que caída en mis manos. Y recuerdo claramente que las primeras viñetas, cuentos, tebeos y demás leí siempre, fueron de Quino y de Forges. Y eso marca. Es curioso porque mi casa era más bien de derechas, pero Mafalda gustaba a todos, y con “Los forrenta años y La Constitución”, un crudo análisis de los años de la Dictadura Franquista y los artículos de nuestra Constitución, uno podía aprender qué había pasado en España.

Pues supongo que habrá mucha gente que se sentiría extremadamente ofendida leyendo estas obras ¿por qué no prohibirlas? El humor es una forma de crítica social, y en los Estados de Derecho existen vías para dirimir si se ha vulnerado nuestro honor o no. No nos dedicamos a entrar disparando contra los que nos han ofendido.

Cosas similares a la religión puede ser hasta nuestro equipo de fútbol, que hay que ver las reacciones que causa en la gente, o si somos republicanos o monárquicos. ¿También limitamos el humor ahí?

Hay que hilar fino, yo procuro respetar a todo el mundo, pero tarde o temprano es inevitable pisarle el dedo chico a alguien. Pues a veces cabe la disculpa y a veces no. Francamente, cuando se trata de echar tierra sobre la pederastia en la Iglesia Católica, me alegra que los humoristas dediquen números enteros de sus revistas a sacarle los colores a la Institución. Si un político roba y nos enteramos pero ni dimite ni se sonroja, espero que “El Jueves” le dé un repaso. Y si lo mismo merece en un momento dado cualquier otra religión, sea la musulmana, la judía o el budismo, aplaudiré las viñetas. No leía “Charlie Hebdo”, y estoy seguro de que no siempre hubiera estado de acuerdo con todo lo que publican, como no estoy de acuerdo al 100% con casi nada, pero la libertad de expresión debe ser defendida. Y sí, en España también, que me pareció vergonzoso el secuestro de “El Jueves” por su portada sobre la monarquía española.

Si quieren comentar algo, serán bienvenidos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s