Se jubila el Comisario Castellví, esta es su historia.


Tras 43 años de servicio en la Policía, mi padre, Jaime de Castellví Jarillo, se jubila como Comisario Principal del Cuerpo Nacional de Policía el próximo 26 de agosto.

Ha sido una vida de satisfacciones profesionales, salpicada de algunos sinsabores, y de grandes sacrificios personales y familiares. Siempre ha puesto su integridad profesional por encima de todo; tratando de evitar siempre que sus ideas personales o ideología, interfirieran en su desempeño profesional, ni aceptar nada que pudiera parecer o ser remotamente ilegítimo o interesado, lo que sin duda le acarreó la oposición de quienes no compartían su forma de ver la policía y sus obligaciones como funcionario público al servicio de la sociedad que juró proteger. No me cabe duda de que cada cargo político ha pensado, al no verlo en sus filas, que militaba en la oposición, lo que seguro le ha causado más de un problema a lo largo de su carrera. Así que hoy, desde el más profundo respeto a su forma de ver la vida y su dedicación como POLICÍA, le quiero brindar este modesto homenaje hablando de su carrera profesional. Gracias papá por tus años de servicio, por habernos dado lo mejor que has podido y sabido en cada momento, y por ser el mejor policía que conozco. Sirva este escrito también como homenaje a mi madre, y a todas las parejas de policías, dado que la familia de un policía es la otra cara de una vida entregada a su vocación de servicio público.

DSC_0052 (1)

1ª Etapa: Cuerpo General de Policía.

1972 fue un periodo convulso. En aquel entonces, además de la Guardia Civil, las fuerzas policiales eran el Cuerpo General de Policía y la Policía Armada.

Fotograma de la película “091, policía al habla” en el que se ve una patrulla típica de los años 60 con dos inspectores del Cuerpo General de Policía acompañados de varios miembros de la Policía Armada.
Fotograma de la película “091, policía al habla” en el que se ve una patrulla típica de los años 60 con dos inspectores del Cuerpo General de Policía acompañados de varios miembros de la Policía Armada.

El Cuerpo General de Policía, conocido como “la policía secreta” por ir de paisano,  tenía como funciones “la investigación de los delitos”; mientras que la Policía Armada, que iba de uniforme y era más conocida como “los grises”, se encargaba de las tareas de orden público y seguridad ciudadana. Este Cuerpo había sido nombrado así en 1941 al necesitar el gobierno reconstruir las fuerzas policiales tras la Guerra Civil. Durante ese año sucedieron muchas cosas en España, como el secuestro por parte de ETA del industrial vasco Lorenzo Zabala, que había despedido a 200 obreros y su posterior liberación tras la reincorporación de los despedidos. La detención de 25 presuntos terroristas etarras un mes después, conflictos en las universidades, graves enfrentamientos entre obreros y policías…

Policía Armada, autor desconocido.
Policía Armada, autor desconocido.

Ese año también ingresa en el Cuerpo General de Policía, a los 22 años, un joven Jaime de Castellví Jarillo, que había decidido seguir los pasos de su hermano Pancho, que había ingresado poco antes en la policía también.

Familia De Castellví casi al completo, el padre de todos ellos ya había fallecido. Jaime es el primero de pie por la izquierda.
Familia De Castellví casi al completo, el padre de todos ellos ya había fallecido. Jaime es el primero de pie por la izquierda.

Nacido en Ceuta el 26 de agosto de 1950, en aquel entonces parte de la provincia de Cádiz en vez de Ciudad Autónoma, es el sexto de 10 hermanos. Hijo de un oficial de la Legión, Juan Luis de Castellví, y una enfermera, África Jarillo, quedó huérfano de padre siendo un niño. Se crió en el barrio de Bahía Blanca, en Cádiz. Estudió entre el Colegio San Felipe Neri y el Colegio de Huérfanos del Ejército. Y en su juventud  se debatía entre hacer carrera militar o policial. La influencia de su hermano fue decisiva para que se decantara por esto último y descubriera una pasión y una vocación.

En 1973 se incorpora a la plantilla de Barcelona ocupando diversos puestos operativos en Comisarías de Distrito de Pueblo Nuevo y Barceloneta, así como en el Grupo 5º (Homicidios) de la Brigada de Investigación Criminal. Casado desde el año anterior con Patricia Guimerá, amiga de la infancia, durante esa década son padres de dos niños; Blanca Mercedes, que nació durante su etapa en la Escuela General en Madrid, y Juan Luis, que nació mientras estaba destinado en Barcelona.

Boda de Jaime de Castellví y Patricia Guimerá en Cádiz. 7 de agosto de 1972.
Boda de Jaime de Castellví y Patricia Guimerá en Cádiz. 7 de agosto de 1972.

Los años 70 son duros ya que ETA golpea fuerte y comete numerosos atentados con un gran número de víctimas mortales. También los GRAPO cometían atentados contra las fuerzas y cuerpos de seguridad, así como secuestros. Terra Lliure actuaría algo más tarde, aunque ya existía en ese entonces.

Y son años duros también porque la policía de aquel entonces no tenía mucho que ver con la actual en cuanto a horarios y calidad de vida. En el día a día un Inspector, dependiendo de su destino, sabía cuándo empezaba a trabajar pero no cuando volvería a casa. Seguimientos interminables de sospechosos, investigaciones difíciles, interrogatorios a testigos o sospechosos. Algo que probablemente pasaba más factura a la familia que esperaba en casa que al joven Jaime que desempeñaba su labor con pasión y energía.

De las pocas anécdotas que ha contado de su etapa en Cataluña, yo recuerdo con especial ternura su preocupación por un niño de menos de 4 años que encontraron una noche, y como se llevaron a comisaría, le compraron un bocadillo y leche, y lo taparon con una chaqueta para que durmiera en la Inspección de Guardia (hoy Oficina de Denuncias y Atención al Ciudadano), mientras que localizaban a sus padres. Servicios como estos, humanitarios, son mucho más habituales en la policía que las intervenciones que suelen salir en la televisión y la prensa, aunque mucho menos conocidos. Hoy en día existen más servicios públicos que se pueden hacer cargo de asuntos no policiales, pero en aquellos años el 1-1-2 aún no existía, el único número de emergencias era el 091 y la policía se hacía cargo de prácticamente cualquier problema que aconteciera.

2ª Etapa: Cuerpo Superior de Policía.

En 1978 hay una nueva reconversión de la policía. La llegada de la democracia a España requiere cambios en las fuerzas policiales y su modernización, de modo que el Cuerpo General de Policía pasa a denominarse Cuerpo Superior de Policía, mientras que la Policía Armada se transforma en la Policía Nacional, cambiando el uniforme gris por el marrón. Los cambios organizativos a nivel interno no son especialmente llamativos, quedando ambos cuerpos básicamente con las mismas funciones que sus antecesores. Investigación para los inspectores de paisano, y orden público para los policías de uniforme, que así mismo tenían su propia jerarquía con rangos militares.

Placa emblema del Cuerpo Superior de Policía:
Placa emblema del Cuerpo Superior de Policía.
Presentación de uniformes de la Policía Nacional en 1978, fuente: http://uniformesp.blogspot.be/2012/10/coronel-de-la-policia-nacional-sobre.html
Presentación de uniformes de la Policía Nacional en 1978.

Tras su etapa en Cataluña, en 1979 Jaime de Castellví es destinado a las Islas Canarias, a la comisaría tinerfeña de San Cristobal de La Laguna. Ese año es el mismo en el que la policía española se abre a la presencia femenina. En 1979 ingresan las primeras 42 inspectoras en el Cuerpo Superior de Policía, y algunos años más tarde, en 1985, también habría mujeres en la Policía Nacional. Poco a poco la igualdad en las fuerzas de seguridad es un hecho.

Al llegar a La Laguna, Jaime empieza prestando sus servicios en la Brigada de Policía Judicial, y posteriormente creando junto a otros compañeros lo que fue el embrión de lo que hoy es la Brigada Local de Policía Científica. Un año después, en 1980, el año en el que ETA asesinó a más personas, pasa unos meses en Comisión de Servicio voluntaria en Vitoria.

alfredo

El año siguiente, 1981, fallece su madre en octubre tras luchar contra un cáncer que no pudo vencer, algo que le causó una honda tristeza a Jaime, dado que en aquel entonces sólo podía viajar a la península a verla una vez al año. El verano anterior fue la última vez que pudo verla con vida. Posteriormente se reintegra de nuevo la Brigada de Policía Judicial, de la que es nombrado Jefe en enero de 1983.

Tenerife era en esos años (y sigue siendo), y tras la disolución del MPAIAC, una isla más tranquila en general que muchas ciudades de la España peninsular, pero siempre ha tenido su idiosincrasia a nivel policial, especialmente por el volumen de movimiento de sus puertos y aeropuertos, así como su importancia geográfica para las redes de tráfico de drogas. Con varias divisiones muy claras entre las zonas turísticas del norte (Puerto de la Cruz), y el sur (Playa de las Américas), así como con la capital y otras ciudades importantes como Santa Cruz de Tenerife y La Laguna, la labor policial es más o menos intensa según el lugar en el que se encuentre uno destinado.

En agosto de 1985 es destinado a Santa Cruz de Tenerife, capital de la isla y de la provincia del mismo nombre, donde presta servicios en la Brigada de Policía Judicial, Grupo Especial de Estupefacientes donde cosecha, junto a sus compañeros, grandes éxitos profesionales con importantes aprehensiones de drogas.

Aprehensión de varios kilos de droga. De izquierda a derecha: Javier Ridao (QEPD), Juan Cano, Jaime de Castellví, Federico Teodoro. 1987.
Aprehensión de varios kilos de droga. De izquierda a derecha: Javier Ridao (QEPD), Juan Cano, Jaime de Castellví, Federico Teodoro. 1987.

3ª Etapa: Cuerpo Nacional de Policía.

Los años 80 son una etapa importante de cambio en la policía española, el año 1986 alumbra la Ley Orgánica 2/1986, de 13 de marzo, de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, que sienta las bases de la organización policial que sigue funcionando a día de hoy, casi 30 años después, en nuestro país. Uno de los pasos fundamentales es la unificación del Cuerpo de Policía Nacional (uniformado), y el Cuerpo Superior de Policía (“la secreta”), en el Cuerpo Nacional de Policía, CNP. ¿Qué supone este cambio? Muchas cosas importantes, pero quiero señalar las más destacadas. Por una parte el CNP queda constituido como un cuerpo jerarquizado de naturaleza civil, con lo que desaparece el carácter militar de la extinta Policía Nacional. Ahora el llevar o no uniforme no depende de tu cargo, sino de la unidad en la que prestas servicios. Si trabajas en una unidad de policía judicial, vas de paisano seas policía o inspector. Si estás en seguridad ciudadana (radiopatrullas), vas de uniforme sea cual sea tu categoría profesional.

IMG_3324
Estrenando el uniforme en el Cuerpo Nacional de Policía.

Las distintas escalas y categorías asimilaron al personal de ambos cuerpos haciendo una comparativa en la que dependiendo de tu anterior cargo, ocupabas uno similar en el recién creado Cuerpo Nacional de Policía. En esta nueva situación, Jaime debutó en el CNP como Inspector Jefe, haciéndose cargo de la Jefatura del Grupo Iº de Investigación en la Brigada de Seguridad Ciudadana, recién creado, así como de la formación de sus componentes, todos ellos procedentes del Cuerpo de Policía Nacional.

Según la web del Cuerpo Nacional de Policía, la integración en las Escalas se realizó en la forma siguiente:

En la Escala Superior:

    • Primera categoría (Actual Comisario Principal): Comisarios Principales y Coroneles.
    • Segunda categoría (Actual Comisario): Comisarios, Tenientes Coroneles y Comandantes.
  • En la Escala Ejecutiva:
    • Primera Categoría (Actual Inspector Jefe): Subcomisarios, Capitanes e Inspectores de primera.
    • Segunda Categoría (Actual Inspector): Tenientes e Inspectores de segunda y tercera.
  • En la Escala de Subinspección (Actual Subinspector): Suboficiales.
  • En la Escala Básica:
    • Primera categoría (Actual Oficial): Cabos.
    • Segunda categoría (Actual Policía): Policías Nacionales.[1]
Fuente: www.policia.es
Fuente: http://www.policia.es

El unir profesionales de tan diversas procedencias y modos distintos de trabajar generó situaciones muy pintorescas, en las que en ocasiones los inspectores tenían que corregir la ortografía de las minutas e informes, o enseñar a realizar diligencias de un modo homogéneo. Posteriormente, el alto estándar de calidad a la Academia de Policía de Ávila, por la que pasan todos los nuevos miembros del Cuerpo Nacional de Policía, elevó de un modo notable la eficacia del Cuerpo y la formación de todos sus miembros, en toda escala y categoría.

En este tiempo coexisten los uniformes marrones con las nuevas divisas azules en los hombros (galones), durante un periodo de adaptación hasta que llegan las camisas blancas y pantalones azules marinos. Algo que, años después, aún no ha logrado desterrar términos populares relacionados con el marrón, como “maderos”.

Los 80 no son años fáciles, como ya he dicho 1980 fue el año en el que más personas asesinó ETA, y así mismo fue una década en la que la heroína causó estragos. No sólo en la salud de los consumidores, sino por el nivel de atracos que se vivía en esos años para que los toxicómanos pudieran pagarse el próximo chute. Asaltos a farmacias y oficinas bancarias eran habituales. También a gasolineras. Además de las medidas sanitarias, la entrada en vigor de nuevas leyes (como la de seguridad privada en el ´92 y su reglamento en el ´94), mejoró las medidas de seguridad de los establecimientos, redujeron la cantidad de dinero que se podía tener en los mismos, y con ellos bajaron los delitos.

En esta época recuerdo claramente lo raro que era ver a mi padre. Trabajaba muchísimos turnos de noche, con lo que de día no podíamos hacer ruido para que él durmiera y apenas lo veíamos. No eran pocas las veces que venía un coche de policía a buscarlo porque le necesitaban para algo o necesitaban a un jefe para algo importante que acababa de suceder. Fue una época en la que pasamos más tiempo con nuestra madre que con nadie. Por desgracia eso conllevaba ausencias en partidos de baloncesto, de balonmano y en cualquier acto relevante en el colegio. Pero en contrapartida, algunos fines de semana íbamos al campo las familias de los compañeros a hacer una barbacoa, una paella o lo que cuadrara en cada ocasión. A la larga te relacionabas más con otros hijos de policías que con cualquier otra persona. Lo cierto es que en esa etapa recuerdo a un padre bastante ausente por motivos de trabajo, y no dejo de reconocer que eché mucho de menos su figura en aquellos años. También tuvo una importante actividad sindical en aquellos años en la defensa de sus compañeros, algo que se suma a esa falta de tiempo en casa. Espero que ahora sepan valorarlo aquellos que se beneficiaron del tiempo que nos quitaba a nosotros.

IMG_3342
La familia en Puerto de la Cruz, Tenerife. 1987.

Por otro lado guardo un recuerdo entrañable de muchas veces que me llevaba con él a la comisaría de La Laguna, y si estaba ocupado me quedaba con los policías que vigilaban el acceso al parking, pudiendo subirme en todas las “lecheras” (los coches patrulla blancos), poniendo las luces. Y de vez en cuando hasta me daban un paseo en moto sin salir del aparcamiento. ¡Qué tiempos aquellos! La distancia respecto a nuestra familia en la península, así como el estrecho contacto con los compañeros de mi padre, hace que muchos de ellos se conviertan en familia, algunos directamente por ser el padrino de mi hermano, como Juan Cano, y otros por haberse portado como un padre con nosotros, como Pepe Pulpón, o Juan Delgado entre otras personas a las que tanto queremos en nuestra casa.

El cierre de esta etapa de los años 80 llega con un nuevo cambio de destino, aún en Tenerife, pero asumiendo la Jefatura del Grupo IVº de radio-patrullas de la Brigada de Seguridad Ciudadana durante 1989 y parte de 1990, momento en el que asciende a Comisario, lo que conlleva un nuevo destino para él y toda la familia. Acaba esta etapa con un gran número de felicitaciones públicas por su labor policial. Con un nuevo Castellví en la familia, Jesús, toca hacer las maletas y cambiar de isla, pero sin dejar Canarias.

El ascenso a comisario fue una “decisión consensuada”. Recuerdo que mi padre nos sentó a todos en el salón para comentarnos que le gustaría presentarse a los exámenes de ascenso, pero que eso supondría tener que dejar de vivir en nuestra casa hasta entonces, porque si aprobaba nos destinarían a otro sitio. No creo que pasaran más de tres segundos antes de que todos dijéramos que le apoyábamos sin género de dudas. Así que se presentó y lo demás es historia. Con 40 años ya era comisario de policía.

Jesús, con unos tres años, en la Comisaría de Maspalomas.
Jesús, con unos tres años, en la Comisaría de Maspalomas.

El despegue económico de España en los años 90 con las Olimpiadas de Barcelona y la Exposición Universal de Sevilla, también cambió mucho el panorama, tanto por la mejora económica en el país, como por las medidas de choque contra la delincuencia en muchas grandes ciudades. El despliegue policial logró eliminar zonas de marginalidad míticas de grandes ciudades, permitiendo que se restableciera la actividad comercial y propiciando un cambio de grandes dimensiones en aquellos lugares. Esos retos sirvieron para que el Cuerpo alcanzara unas cotas de eficacia que asombraron al mundo, convirtiendo a la policía española en un ejemplo de modernidad que llevó a otros muchos países a visitar España para aprender y copiar métodos del Cuerpo Nacional de Policía.

Ramon Gallego

Gran Canaria es el primer destino como Comisario, pasando 5 años como Jefe de la Comisaría Local de Maspalomas, en el sur de la isla. En esta etapa lleva a nuevas cotas la colaboración con otros cuerpos policiales en la zona, tanto con la Policía Local de San Bartolomé de Tirajana como con la Guardia Civil, así como con las asociaciones de vecinos, que llegan a reconocer su labor felicitándole en dos ocasiones por su gran implicación en la solución de los problemas del municipio turístico por excelencia de la isla. En los años 90 era muy famosa la “Ruta del Bacalao” en toIMG_3341da España, por las drogas de síntesis y la música que se escuchaba en aquel entonces. En Gran Canaria se acuñó el término de “la ruta del cherne” (pescado muy apreciado en Canarias), para el mismo fenómeno en la zona turística de Maspalomas, contra la que luchaba la policía con todos sus medios. Finalmente también obtuvo el reconocimiento del Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana por su labor al frente de la Comisaría de Maspalomas y el del propio Cuerpo al recibir la Cruz al Mérito Policial con distintivo blanco en 1993.

A nivel personal, llega una nueva “hija”, María. Siendo en realidad su nieta, los avatares de la vida hacen que mis padres tengan que hacerse cargo de ella como una hija más con apenas dos meses de edad.

maria

El cierre de esta etapa le llega a Jaime en 1996, cuando es destinado como Jefe de la Comisaría de Puerto de la Cruz-Los Realejos, de nuevo en Tenerife. Una comisaría muy antigua, pero muy importante por ser un enclave turístico emblemático de la isla. De nuevo la colaboración policial da sus frutos y se llegan a hacer patrullas conjuntas con la Policía Local, así como formación organizada para los miembros de ambos cuerpos y una estrecha cooperación que mejora sensiblemente los índices de seguridad en los municipios.

gomez

Esta labor fue reconocida por el Ayuntamiento de Puerto de la Cruz al distinguirle con una placa entregada por el Alcalde-Presidente  en el Acto del Día de la Policía, por “su gestión y colaboración con esta Administración” y, 3 años más tarde, distinguido de nuevo por el Alcalde de Puerto de la Cruz por acuerdo unánime de la Corporación Municipal, por su “meritoria y ejemplar carrera profesional”, con la entrega de un Diploma en Acto público. También, de nuevo, por el CNP al volver a condecorarle con otra Cruz al Mérito Policial con distintivo blanco por su labor.

Junto a Francisco Gómez, Jefe de la Policía Local de Puerto de la Cruz (Tenerife), en un acto oficial.
Junto a Francisco Gómez, Jefe de la Policía Local de Puerto de la Cruz (Tenerife), en un acto oficial. (Foto: Revista Seguridad Canaria nº4).

santos

Segunda Cruz al Mérito Policial, Día del Patrón en Santa Cruz de Tenerife.
Segunda Cruz al Mérito Policial, Día del Patrón en Santa Cruz de Tenerife.

Durante los 11 años de servicio en Puerto de la Cruz-Los Realejos, sucedieron muchas cosas. Disfrutó mucho del paso de las distintas promociones de policías en prácticas, durante el año que pasan formándose entre el momento que salen de la Academia de Ávila y el momento en el que juran el cargo y pasan a ser policías. También hubo malos momentos, como lo son siempre perder compañeros en acto de servicio, algo que le dolía especialmente cuando se trataba de hombres bajo su mando. Y aunque serio y riguroso, su puerta siempre estuvo abierta para quien pudiera necesitarle. Dos infartos casi lo apartan de nuestro lado para siempre, pero tras una operación se reincorporó de nuevo a su puesto de trabajo y siguió cumpliendo con sus obligaciones profesionales. Para aquellos que reniegan del estrés del mando, fueron reconocidos como acto de servicio. Sirva este escrito también para agradecer a todos los que donaron sangre para su operación, entre ellos mis compañeros del 1-1-2 de Tenerife.

En Puerto de la Cruz, con su hijo Jesús.
En Puerto de la Cruz, con su hijo Jesús.

Loli

Recuerdo claramente el discurso que dieron en la despedida de la promoción cuando ascendió a Comisario: “El mando es solitario, cuando hay un triunfo será compartido por todos los que trabajaron para ello, pero cuando haya un fracaso, sólo mirarán a una persona, a vosotros”. Y es algo que Jaime ha vivido muchas veces. La crítica al jefe siempre es fácil. “No salen del despacho”, “les han regalado el cargo”, “a saber cómo ha llegado hasta ahí”, “no tiene ni idea de cómo se pasa estando en la calle”. Cualquiera que tenga una pequeña capacidad de mando se identifica con estas situaciones, que podemos resumir en “nunca llueve a gusto de todos”, pero debajo de los galones hay un corazón que sufre por todos sus compañeros. Y esa placa es la misma para todos, desde el policía más nuevo hasta el comisario más antiguo. Y para llegar hasta ahí, antes se ha batido el cobre en las trincheras.

Celebración con los compañeros de la Comisaría de Puerto de la Cruz-Los Realejos
Celebración con los compañeros de la Comisaría de Puerto de la Cruz-Los Realejos
Homenaje en Puerto de la Cruz tras ser destinado a Ceuta.
Homenaje en Puerto de la Cruz tras ser destinado a Ceuta.

Con el año 2007 llegó un nuevo reto profesional. Ir destinado a una ciudad policialmente compleja y difícil: Ceuta. Llega allí como Jefe de la Unidad de Coordinación Operativa Territorial (UCOT) de la Jefatura Superior de Ceuta. Ese mismo año asciende a la categoría profesional más alta del Cuerpo, Comisario Principal. Dos sueños cumplidos, siempre había querido trabajar en la ciudad que le vio nacer, y llegar a lo más alto de su profesión casi al mismo tiempo.

En Madrid, celebrando el ascenso a Comisario Principal en familia.
En Madrid, celebrando el ascenso a Comisario Principal en familia.

Estas dos últimas décadas han sido de muchas restructuraciones en el Cuerpo Nacional de Policía, algunas de ellas prácticamente invisibles para el personal ajeno a la policía, por ser creación o eliminación de unidades internas, y otras más llamativas como el cambio de uniforme y de color de los vehículos, pasando del blanco predominante al azul marino en las camisas y en los coches. También ha variado el perfil de los delincuentes y el marco legal, encontrando que se suceden las agresiones muy graves, en ocasiones con resultado de muerte, a los agentes en sus intervenciones en la vía pública. El uso de chalecos protectores para evitar puñaladas o disparos se ha vuelto algo mucho más normal que en años anteriores, y por desgracia no son pocas las ocasiones en que su uso resulta justificado.

Nuevas divisas del CNP. Fuente: Creado por el usuario “toni c.r.g. II” de http://www.foropolicia.com
Nuevas divisas del CNP. Fuente: Creado por el usuario “toni c.r.g. II” de http://www.foropolicia.com
En la frontera de España con Marruecos, en Ceuta.
En la frontera de España con Marruecos, en Ceuta.

Durante los años de servicio en Ceuta, Jaime se ha hecho acreedor de otra Cruz al Mérito Policial con distintivo blanco, la Medalla de Bronce al Mérito de Protección Civil con distintivo azul, la Encomienda de la Orden de Isabel la Católica, concedida por SM El Rey por sus servicios a la Patria, la Cruz al Mérito Militar con distintivo blanco y, por supuesto, de nuevo dada su colaboración con la Policía Local de la Ciudad Autónoma, la Cruz al Mérito de la Policía Local de Ceuta. No menos importante para él, dada la carrera militar de su padre, fue el Nombramiento de Legionario de Honor, en abril de 2010, por el General Jefe del Mando de La Legión.

Jaime de Castellví junto a su mujer, Patricia Guimerá, y su hijo Juan Luis durante el Sábado Legionario en Ceuta. Septiembre de 2014.
Jaime de Castellví junto a su mujer, Patricia Guimerá, y su hijo Juan Luis durante el 94º Aniversario de la Legión, en Ceuta. 20 de Septiembre de 2014.

escribano

Jaime es de esas personas que no tiene término medio. Te cae bien o te cae mal. Lo cierto es que tras esa seriedad se esconde una gran timidez. Y si bien estoy seguro de que más de uno tiene la idea de que es un ogro y que es muy estricto, quien se ha acercado a él puede atestiguar que es justo y que su puerta SIEMPRE ha estado abierta para cualquiera que necesitara su ayuda o consejo. Destila humanidad y siempre se ha preocupado por los más débiles. Sin importarle a quién tuviera que enfrentarse para protegerlos.

cano

En unas semanas Jaime de Castellví terminará su carrera en la policía como Jefe Regional de Operaciones de la Jefatura Superior de Policía de Ceuta, habiendo llegando a lo más alto en la policía. Se jubilará un Comisario Principal, se jubilará un POLICÍA.

Sé que el Cuerpo está lleno de gente tan íntegra y profesional como tú, pero no mejores porque no es posible. Disfruta y sé feliz, te has ganado tu merecido descanso. Te queremos.

3795_1145058702822_1093723_n - Copy

[1] Fuente: http://policia.es/cnp/origen/origen.html con añadidos de la categoría actual por el autor.

Anuncios

17 Comentarios Agrega el tuyo

  1. marrero dice:

    Enhorabuena por tu excelente articulo, se ve que has puesto mucho cariño en él, da las gracias de mi parte a tu padre por haber dado a la sociedad lo mejor de el para nosotros…..

    Le gusta a 1 persona

    1. Muchas gracias, efectivamente, escrito con el corazón (y con cuidado, que hay para un libro, pero mil cosas no se pueden contar, jajaja). Espero que él mismo vaya leyendo los comentarios que la gente quiera publicar aquí. Saludos cordials.

      Me gusta

  2. Jesus Ferreiro dice:

    Querido amigo Jesus, desde aquí felicitarte por tu magnifico articulo sobre tu padre, me uno a tu reconocimiento. Para mi es un gran honor y placer tenerlo como amigo. Debo reconocer su gran labor profesional realizada. Un fuerte abrazo y besos.

    Le gusta a 1 persona

    1. Muchas gracias por sus palabras (yo soy el hermano mayor de Jesús), es una alegría leer este tipo de respuestas, un saludo cordial.

      Juan Luis de Castellví Guimerá.

      Me gusta

  3. Alejandro Medina dice:

    Juan Luís, has definido perfectamente los sinsabores por los que, a menudo, pasa un servidor público policial, así como los distintos avatares que suceden durante la carrera profesional, sobre todo en aquellos policías que han decidido progresar y asumir el mando, y dado que lo has vivido en primera persona, la carrera paralela familiar-policial. Por tanto, es justo reconocer el sacrificio silencioso de tu madre, esposa del Comisario Castellví, cuyo apoyo habrá sido fundamental en todos los ámbitos de su carrera, personal y profesional.
    Espero y deseo que tu padre pueda descansar y emprender esta nueva etapa junto a sus familiares y amigos, merecida por sus años al servicio de los ciudadanos y de nuestro país.

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias por tan amables palabras hacia el Cuerpo Nacional de Policía y, por supuesto, hacia mi padre.
      Saludos cordiales.
      Juan Luis de Castellví Guimerá.

      Me gusta

  4. Javier González del Tanago dice:

    Dale un abrazo a tu padre.

    Le gusta a 1 persona

    1. Muchas gracias, lo ha recibido personalmente al leer los comentarios, saludos cordiales.
      Juan Luis de Castellví Guimerá.

      Me gusta

  5. Pedro Mélida Lledó dice:

    El primer flash que me viene de Jaime de Castellví, fue cuando en el año 2001, en mi primer destino como Comisario de Maspalomas, oí al malogrado Jesús Marzabal, hacer un comentario sobre mí, diciendo “es como Castellví, se lo lee todo” Entendí que era un halago que me compararan con un ya veterano Comisario que había mandado la Comisaría de Maspalomas, años atrás. Ese año le conocí personalmente en el Puerto de la Cruz, tratándome y preocupándose de mí, como si me conociera de toda la vida. Desde entonces hasta comienzos de 2012, nos habíamos visto en algunas reuniones y la verdad siempre manteníamos una relación especial. En ese 2012, los designios de la Superioridad hicieron que me nombraran Jefe Superior de Ceuta. Fueron 2 años de trabajo intenso, juntos, codo con codo, saliendo de situaciones difíciles y obteniendo unos muy buenos resultados operativos, que algunos no supieron o quisieron reconocer, especialmente a ti Jaime. Aprendí muchas cosas de Jaime y comprobé que los enemigos que tenía, eran únicamente aquellos que eran enemigos del Cuerpo Nacional de Policía. Jaime, ha llegado el momento inexorable que marca el calendario y ahora toca descansar y dedicarte a la familia. Por mi parte quiero decirte Gracias, en lo profesional, por ser un gran policía, de los de antes, de los de sin horas, directo, sin casarte con nadie, y con un gran amor por el trabajo y por esta bendita profesión. En lo personal gracias por tu amistad. Disfruta de la vida junto a Patricia y los chicos que te lo has ganado. Un abrazo
    Pedro L. Mélida Lledó
    Jefe Superior de La Rioja

    Le gusta a 1 persona

    1. Muchas gracias D. Pedro. Es un detalle muy bonito que haya participado en este homenaje a mi padre, reciba un fuerte abrazo y mucha suerte en todos sus proyectos.
      Juan Luis de Castellví Guimerá.

      Me gusta

  6. Dr. Mena dice:

    A un buen Jefe no le decimos adiós, sino que esperamos volver a verle por estas tierras. Un abrazo de toda la Unidad Sanitaria de Ceuta.

    Le gusta a 1 persona

  7. Javier dice:

    Ahora a disfrutar y a relajarse. Enhorabuena

    Le gusta a 1 persona

  8. Matadu dice:

    Estuve bajo sus ordenes en la Comisaría de Maspalomas y puedo decir que fue uno de los mejores jefes y compañero que he tenido a lo largo de mis casi 35 años en el cuerpo, mucha suerte Don Jaime.

    Le gusta a 1 persona

  9. Pedro Emilio de las Mulas Béjar dice:

    Amigo Jaime, a través de muchas casualidades he topado contigo, al menos creo que eres tu. Estudiamos en el colegio de los Salesianos juntos. Recuerdo a D. José del pitito y la regla grande de madera, que nos hacia aprendernos de memoria las poesias de Espronceda, Gustavo Adolfo Becquer, etc. ¿recuerdas a Enrique Ojeda Linares?, Mora, Juan García, Juan Cerejido, Juan Castro. Fue una época donde había un mal profesorado, en segundo de bachiller lo dejaron y yo pasé al Instituto Columela. No se me olvida un profesor que estudiaba para “cura” y tenía “muy mala leche” tal como le decía a una hermana mia “salesiana” ya que le daba recuerdos para mi y no pude aguantarme diciéndole que ese Sr. era para mi un tio sin escrupulos. Creo estuvo en Colombia de misionero. Si tu eres Jaime Castelvi recordarás una paliza que te diò un día, sin yo saber la razón y como no, recuerdo que tu hermano ¿José Mari?, fue por la tarde después de almorzar y al profesor que te dió la del pulpo que se llamaba Juan Bosco el segundo apellido no lo recuerdo, el tercero era Cervera, si sobrino creo del General Cervera. Bueno pues éste Juan Bosco cuando se percató que venía tu hermano, se remangó la sotana y salió corriendo al cuarto del director, aqui se terminó esta anecdota pero te hará recordar. También le dió bien a José Maria Pérez Gil, Calahorro, Miguel Angel Maján Baena (el célebre en Cádiz que sacaba al Silencio en la Semana Santa, ¿recuerdas a D, Diego Reina y el estudio del último piso del colegio. Bueno creo que con estos datos ya te habré hecho recordar. Me llamo Pedro Emilio de las Mulas Béjar y perdí tu pista ¿hace como 500 año”. Sin embargo recuerdo a muchos compañeros de esa época. Lo mismo no me recuerdas a mi?
    Aprovecho esta ocasión, aunque no me recuerdes y te envió un fuerte abrazo. Teno 66 años y estoy jubilado

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s