No lo echo de menos.


10562547_10204996162360280_3569930846690298870_o

Por @jldecastellvi

De vez en cuando me preguntan si echo de menos mi anterior trabajo. Y la verdad es que no.

No echo de menos el modo en el que las empresas tratan al personal de emergencias. No echo de menos que sea siempre a través de subcontratas. No echo de menos el modo en el que la empresa pública trata a las subcontratas, y por ende, a nosotros. No echo de menos a los jefes mediocres. No echo de menos hacer, 9 de cada 10 veces, de taxista de la seguridad social. No echo de menos los sueldos bajos y la nula estabilidad laboral. No echo de menos ir a por gente que no tiene necesidad de una ambulancia. No echo de menos que te desplacen al fin del mundo y no te lo compensen (cambios obligatorios de bases). No echo de menos limpiar sangre y vómitos. No echo de menos tener que llevarme el uniforme a casa y lavarlo en mi lavadora. No echo de menos que nunca te den las gracias por todo lo bueno, pero estén siempre esperando cualquier posible fallo para intentar meterte un cuerno. No echo de menos llegar a un servicio porque un niño de 10 años ha encontrado ahorcado a su hermano mayor y no tener recursos adecuados que activar para él y su familia, ni un procedimiento al que agarrarnos. No echo de menos tener que evacuar a una persona en PCR y que no quieran enviarnos a los bomberos por más que los pedimos urgentemente. No echo de menos que cuando los bomberos se presentan, los que gestionan se ponga a investigar quién les ha llamado. No echo de menos que nadie ofreciera ayuda al equipo cuando esa persona murió (el único servicio que recuerdo en el que acabé llorando al terminar). No echo de menos que no haya procedimientos escritos porque los que tendrían que firmarlos, o son unos cobardes, o no quieren dar autonomía a otras profesiones, o no saben lo que tienen entre manos.
No. No echo de menos mi trabajo anterior. Pero sé que si mañana tuviera que hacerlo de nuevo, lo haría con la mayor profesionalidad y pasión posible y no dejaría que se me notara todo esto. Por los pacientes. Y por las víctimas de los accidentes de verdad y de las enfermedades que realmente precisan de una ambulancia de urgencias. Por ellos sí merece la pena.
Sólo echo de menos a mis compañeros. Por ellos merecía la pena ir cada día a hacer todas esas cosas que no echo de menos. Con ellos merecía la pena ir al fin del mundo.

Anuncios

6 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Pedro dice:

    Cuanta razón, pero yo seguiré haciendo lo que hago porque me encanta mi trabajo. Aunque muchas veces y como dices, haya mucha gente que no lo necesite y que no lo agradezcan.

    Le gusta a 1 persona

  2. Francisco Pérez López dice:

    Después de leer el escrito el cual me ha parecido muy provechoso que lo contéis y también muy interesante y positivo, el cual con vuestro permiso lo comparto para darle difusión y que se sepa por boca de los profesionales de emergencias y enfermería la labor tan extraordinaria y la atención que tenéis hacia los pacientes. Mi admiración y respeto para todas y todos los profesionales de emergencias y de la Sanidad.

    Le gusta a 1 persona

  3. José M. L. dice:

    Consta, tu si que vales, eres una persona volcada en ayudar a los demás, eres una gran persona.

    Le gusta a 1 persona

  4. Mis más sinceras muestras de admiración hacia todas y todos ustedes. Saludos desde Madrid.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s