En caso de emergencia llame al 1-1-2 (y sólo al 1-1-2).

En 1991 la Unión Europea (entonces aún CEE), decidió que debía haber un sólo número de emergencias en Europa: el 1-1-2. ¿Por qué? Por motivos que ahora parecen evidentes para la mayoría pero en los que nadie parecía haber caído aún. Por lo pronto había una coexistencia de número de emergencias que para la inmensa…