¿Y por qué la UME?


Por @jldecastellvi

¿Y por qué no? Pese a sus muchos éxitos, y recién cumplidos los 11 años entre nosotros (felicidades por vuestro día, el 7 de octubre), la existencia de la Unidad Militar de Emergencias (UME), sigue generando debate. En ocasiones por el carácter militar, en ocasiones por la polémica que se genera entre los servicios de emergencias civiles, defendiendo unos que deberían usarse los recursos económicos destinados a esa unidad para ampliar los recursos de las Comunidades Autónomas, y en otras ocasiones que no entienden qué hacen las Fuerzas Armadas cumpliendo este tipo de misiones.

incendios

Vayamos por partes.

Las Fuerzas Armadas (FAS), tienen el deber de preservar la seguridad y bienestar de los ciudadanos en los supuestos de grave riesgo, catástrofe, calamidad u otras necesidades públicas”,

esto es lo que dice la Ley Orgánica 05/2005 de la Defensa Nacional en su art. 15.3. Lo cual deja zanjada la base legal de la implicación de los ejércitos en la atención de emergencias a día de hoy. Pero queda claro también que no se trata de las emergencias ordinarias, y cualquier profesional entenderá que tampoco se trata del primer escalón de intervención. Los graves riesgos, catástrofes y calamidades son por definición las situaciones en las que se activan los Planes Territoriales de Protección Civil.

Las FAS han intervenido siempre en este tipo de situaciones. Así como lo han hecho los distintos cuerpos policiales, cada vez que ha sido necesario. La novedad ahora es la organización y la especialización.

Hasta la aparición de la UME, en general la ayuda de cuerpos no especializados (por ejemplo policías ayudando a evacuar gente en inundaciones), era más de ayuda eminentemente física (gente que podía cargar con otras personas), que de otro tipo. Seguían siendo los bomberos los que tenían que montar las líneas para que la gente pudiera pasar con seguridad los caudales de agua, y los sanitarios los que atendieran a los heridos. Por supuesto dicha ayuda extra era impagable, y muchas vidas se han salvado así. Gracias a todos y cada uno de los profesionales de la seguridad y las emergencias que arriesgan sus vidas cada día para salvaguardar las de quien se vea necesitado de ayuda.

La UME aporta algo diferente. Trae la especialización en distintas áreas:

MANDO Y CONTROL EN EMERGENCIAS
LUCHA CONTRA INCENDIOS FORESTALES
INUNDACIONES
GRANDES NEVADAS Y OTROS FENÓMENOS METEOROLÓGICOS
SEÍSMOS Y DESLIZAMIENTOS TERRENO
RIESGOS TECNOLÓGICOS (NBQR) Y MEDIOAMBIENTALES
APOYO A DAMNIFICADOS
APOYO EN EMERGENCIAS
RESCATE SUBACUÁTICO
RESCATE ESPECIALIZADO EN GRANDES NEVADAS
BÚSQUEDA Y RESCATE URBANO (USAR)
INTERVENCIÓN EN ESPACIOS CONFINADOS

AMBIENTE CONTAMINADO

PUENTES
APOYO A ESPELEOSOCORRO

Ahora, cuando llega al lugar, la UME puede prestar ayuda a los equipos actuantes en todas estas materias.

Son autosuficientes, traen su propio material, su propio avituallamiento y su propio personal. También pueden operar en coordinación con las distintas autoridades sin mayor problema.

Y en ocasiones pueden ser asignados a zonas específicas en las que actuarán solos, bajo la dirección del mando civil de la emergencia. Incluso en redes sociales (RRSS), cuentan con su canal de comunicación (@UMEgob).

Su cooperación en toda España sólo depende de las Comunidades Autónomas, que salvo que se active el Nivel 3 (interés nacional, en cuyo caso el control de la situación dependerá del Gobierno de España), podrán solicitar su ayuda en cualquier momento.

Además cuentan con el refuerzo, si fuera preciso, de todos los recursos disponibles en  nuestras Fuerzas Armadas; Ejército de Tierra, Ejército del Aire y Armada. Al funcionar como otras unidades militares, están en continuo entrenamiento, y su dependencia del Gobierno de España hace que puedan firmar acuerdos de colaboración con cualquier entidad pública, nacional o internacional, llevando a cabo prácticas y ejercicios que son el sueño de cualquier profesional de los servicios de emergencia.

Aniversario_12.JPG
10º Aniversario. Foto: UME.

Por otro lado, la rotación habitual entre la tropa y marinería en las FAS españolas, hace que su personal tenga una media de edad óptima y esté en buena forma física para afrontar los retos que requieren sus especiales misiones.

Según su propia web* actualmente suman 3500 efectivos entre mandos, tropa y marinería. Una unidad polivalente y muy operativa.

Una de las ventajas extra que le achacan sus defensores cuando se generan debates sobre la necesidad de la existencia de la UME, es que además es más barata de mantener que un cuerpo civil similar. Y aquí es donde, como emergencista civil, dejo de verlo todo como ventajas.

Tanto las funciones que desempeña la UME actualmente, como su personal, han demostrado sobradamente su buen hacer, capacidad de sacrificio y profesionalidad. Muchos somos los ciudadanos agradecidos a todos ellos por sus intervenciones en diversas catástrofes, especialmente en incendios forestales. Pero ahora veamos algunas pegas y otras opciones.Este artículo no pretende “tomar partido”, simplemente tratar un tema que está sobre la mesa, e intentar tratarlo con rigor y algo de equidistancia. Faltaría de todos modos un análisis más profundo a nivel económico, pero quisiera dar algunas pinceladas sobre diversas posibilidades.

Por un lado, los propios miembros de la UME invierten mucho tiempo en formación que posteriormente puede verse o no reconocida en la vida civil. Un soldado tiene una vida útil determinada, si no asciende, normalmente ha de abandonar el ejército. ¿Tiene un acceso directo a bomberos, 1-1-2, centros coordinadores? ¿Sus títulos militares tienen convalidación en la vida civil? ¿Tiene alguna baremación extra en oposiciones públicas? (hay una reserva de plazas para la policía y guardia civil, pero eso es para todos los militares que han cumplido un tiempo determinado de servicio). Creo que desperdiciamos ese talento y esa formación al no darle una salida a ese personal militar tan cualificado cuando se reintegre a la vida civil.

santomera2.jpg
Simulacro sísmico en Santomera, Murcia. Foto OCP/UME.

Por otro lado, ese ahorro económico no me parece justo. Estoy muy agradecido a la UME, exactamente tanto como a los bomberos forestales, agentes de medio ambiente, bomberos urbanos, personal de los servicios de emergencias sanitarias civiles, policías de todos los cuerpos, voluntarios de protección civil y de cruz roja que participan en los mismos servicios. No me parece nada justo que un soldado esté cobrando menos que la mayoría de nosotros, teniendo además menos derechos laborales que cualquiera de los otros trabajadores que coinciden en ese servicio.

¿Qué otras opciones tendríamos?

Llevo bastante tiempo leyendo diversos debates al respecto en las redes sociales, más o menos fundamentados. Se habla de eliminar la UME y repartir sus recursos entre las Comunidades Autónomas. Se habla de eliminarla y repartir su presupuesto entre las Comunidades Autónomas, se habla de hacerla directamente civil, y seguro que de muchas más cosas que no he visto o no recuerdo.

Los presupuestos del Estado son del Estado. No se van a destinar a otra entidad que no sea el propio Estado. Las Comunidades Autónomas reciben unas partidas presupuestarias determinadas que han de administar, y el Estado tiene las suyas propias. De modo que la opción de pasar el dinero a las CCAA debemos descartarla.

Sobre ceder los recursos, ¿Cómo y de qué modo? La UME tiene una distribución estrátegica en el territorio nacional, para intentar cubrir en un tiempo de respuesta óptimo cualquier punto de España en el que pudiera ser necesaria su intervención. No cabe la posibilidad de un reparto equitativo entre 19 (las 17 CCAA más Ceuta y Melilla).

Sobre reformar la UME en un cuerpo civil, sería una opción, pero mantener el personal es muy complejo y para una tarea tan especializada son necesarios unos requisitos muy determinados.

Entonces ¿Qué?

Las Unidades de Apoyo ante Desastres, UAD.

uad

La Ley 2/85 de Protección Civil, que estuvo vigente hasta enero de 2016, decía en su exposición de motivos que “(…) sería equivocado que la organización de la protección civil pretendiese crear ex novo unos servicios específicos, suplantar o ejercer directamente los servicios públicos que con ella puedan tener relación o, incluso, disponer directamente de los medios a tal fin necesarios. La protección civil, por el contrario, debe actuar a través de procedimientos de ordenación, planificación, coordinación y dirección de los distintos servicios públicos relacionados con la emergencia que se trate de afrontar.”

Esto es algo que se obvió directamente con la creación a la UME, y que se podía haber evitado porque ya existía una figura que cumplía esta premisa, y que poca gente conocía, las UAD.

Según el, ya derogado, Real Decreto 1123/2000, las Unidades de Apoyo ante Desastres dependerían de la Dirección General de Protección Civil y Emergencias del Ministerio de Interior y “Las unidades de apoyo ante desastres, a las que se refiere el presente Real Decreto, no suponen la creación «ex novo» de servicios específicos, sino la adopción de una modalidad organizativa que permita que recursos materiales y humanos especializados ya existentes en los ámbitos público y privado y que, por su actividad ordinaria son directamente útiles a los fines de protección civil, puedan ser puestos ordenadamente a disposición, con la preparación y el equipamiento adicional, en su caso, necesario, para la protección de la población afectada por una situación de grave riesgo colectivo, calamidad pública o catástrofe extraordinaria.” El RD se derogó en 2013 por la existencia de la UME.

Rescatar este concepto sería un modo de activar y utilizar de forma conjunta, recursos ya existentes. Una reserva voluntaria de funcionamiento civil, aunque su personal pudiera ser tanto civil como militar. Un equipo multidisciplinar nutrido por personal de la actual UME, así como personal de todos los servicios de emergencias de España. Que serían activados un tiempo determinado al año, con acuerdos con los distintas empresas y servicios, para recibir su formación, entrenamiento conjunto y, por supuesto, para actuar cada vez que se les requiera. De este modo no hay que pagar sueldos todos los meses, sólo en los periodos de activación. No hay que formar a tanto personal porque todos son profesionales que ya trabajan y, por tanto, disponen de su título profesional y formación adecuada a su puesto. Tendríamos personal con un reciclaje continuo, dado que trabajan día a día en emergencias comunes o extraordinarias. Además seguiríamos contando con todas las ventajas de tener el respaldo de las FAS si hiciera falta, sus recursos e infraestructura. La dependencia seguiría siendo del Gobierno de España, aunque el personal normalmente trabaje para cualquiera de las Comunidades Autónomas. Tendríamos médicos, técnicos en emergencias, enfermeras, bomberos, policías, especialistas en telecomunicaciones, personal del ejército, expertos en logística y un largo etcétera, que podrían prestar un servicio imprescindible a su país y a sus conciudadanos, ayudando a su vez a la contención del gasto publico, y viviendo una experiencia única, en misiones nacionales e internacionales.

Siempre se puede mantener un núcleo fijo, de personal de mantenimiento de los vehículos, material, etc. Pero la inmensa mayoría podría funcionar bajo este sistema de activación.

Este artículo no pretende ser la solución definitiva o el proyecto de desmantelación de la Unidad Militar de Emergencias, por lo que no voy a desgranar cómo debería ser la UAD. El RD de 2000 ya habla de ellas, y se podría mejorar mucho, pero el debate está en las redes y me apetecía dar un punto de vista sereno, ya que hay demasiada gente que tiende la bajar al lodo cuando no está de acuerdo con una idea o proyecto, y es algo absolutamente innecesario.

Ayer la UME cumplió 11 años, es un proyecto de origen político, que ha sobrevivido y crecido con posteriores cambios de gobierno y color político, por lo que probablemente siga prestando sus necesarios y estupendos servicios muchos años más. Puede que me parezcan mejores otros sistemas para dar la misma respuesta, pero sin duda este es muy bueno y es una opción tan válida como las demás. España no es el único país con unidades o estructura militar en sus servicios de emergencias. Se formaron con los servicios civiles y ahora son ellos los que dan clases magistrales. Felicidades en vuestro aniversario, gracias a todos los que han pasado, están, y estarán en la Unidad Militar de Emergencias. Y gracias a todos los que hemos estado, están, y estarán, en los distintos servicios de seguridad y emergencias de España. Somos nosotros la primera línea de defensa , y agradeceremos cualquier ayuda que venga detrás, militar o civil.

PD.- (A las 16:12 del mismo 8/10/16 en el que he publicado el artículo). Me dicen que no ha quedado clara MI opinión al respecto, así que aquí la tienen. Yo era uno de los profesionales de emergencias civil que estaba en contra de la creación de la UME. Desde que escuché las primeras noticias al respecto me parecía un disparate. El tiempo me ha mostrado que estaba equivocado. La UME vertebra lo mejor de esta España en las que nos ha tocado vivir y trabajar. Los detalles que pueden gustarme menos, están más que cubiertos por todo lo demás que llevan a cabo. Este vídeo, que me ha pasado Txus Hernández en twitter, lo explica todo muy bien. No sé qué nos deparará el futuro, si cambiará el modelo o no, pero espero que se mantengan esas capacidades, que hasta ahora nadie más puede reproducir en nuestro país.

Web de la UME: http://www.ume.mde.es

Directiva de Defensa Nacional 1/2004 de 30 diciembre 2004

Ley Orgánica 5/2005, de 17 de noviembre, de la Defensa Nacional.

Real Decreto 416/2006, de 11 de abril, por el que se establece la organización y el despliegue del a Fuerza del Ejército de Tierra, de la Armada y del Ejército del Aire, así como de la Unidad Militar de Emergencias.

Orden DEF/1766/2007, de 13 de junio, por la que se desarrolla el encuadramiento, organización y funcionamiento de la Unidad Militar de Emergencias.

Real Decreto 1097/2011, de 22 de julio, por el que se aprueba el Protocolo de Intervención de la Unidad Militar de Emergencias.

Real Decreto 454/2012, de 5 de marzo, por el que se desarrolla la estructura orgánica básica del Ministerio de Defensa.

Real Decreto 524/2014, de 20 de junio, que modifica el Real Decreto 454/2012, de 5 de marzo, por el que se desarrolla la estructura orgánica básica del Ministerio de Defensa.

Real Decreto 872/2014 , de 10 de octubre, por el que se establece la organización básica de las Fuerzas Armadas.

Orden DEF/1631/2014 de 3 de septiembre, por la que se modifica la estructura orgánica de la Unidad Militar de Emergencias que figura en el Real Decreto 416/2006, de 11 de abril, por el que se establece la organización y el despliegue de la Fuerza del Ejército de Tierra, de la Armada y del Ejército del Aire, así como de la Unidad Militar de Emergencias. (Crea la UIEN Canarias con dos destacamentos).

Orden Ministerial 8/2015, de 21 de enero, artículo 15, La Unidad Militar de Emergencias.

Orden DEF 166/2015 “Desarrolla la organización básica de las Fuerzas Armadas” (21ENE2015)

Legislación básica de Protección Civil:

La Ley 2/1985, de 21 de enero, sobre Protección Civil (BOE núm. 22, de 25 de enero de 1985) (pdf) 

Real Decreto 407/1992, de 24 de abril, por el que se aprueba la Norma Básica de Protección Civil (BOE núm. 105, de 1 de mayo de 1992). (pdf)

Real Decreto 1123/2000, de 16 de junio, por el que se regula la creación e implantación de unidades de apoyo ante desastres.

*Consultada el 07/10/2016.

Imágenes:

UME. Web de la UME.

Logos UAD. http://www.lqtdefensa.es/

Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Santiago García San Martín dice:

    Como siempre excelentes reflexiones. Hasta hace 6 meses era un detractor de la UME, porque sinceramente no entendía bien su papel. Me parecía qye para una primera intervención era un despilfarro de recursos siendo más práctico y económico potenciar a los cuerpos de emergencia locales y autonómicos. Si miramos en perspectiva esta no es su función. Su intervención siempre es en grandes energencias debido a su capacidad de gestión de efectivos ( no hay cuerpo capaz de desplegar 100 efectivos en tan poco tiempo y en tantos lugares a la vez) y su capacidad logística ( quién es capaz de montar un campo de refugiados para 500 personas y darles albergue, comida, servicios sanitarios, etc.) lo dicho en grandes energencias un actor fundamental que no puede ser sustituido. Desde aquí un abrazo a toda la familia UME

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s